Seguimos siendo diferentes.

Seguimos siendo diferentes en España al resto del mundo, al menos de los países democráticos más avanzados. Digo esto porque hace unos días leía una noticia en la que se informaba de que los aficionados del Valencia Club De Fútbol habían esperado hasta casi las doce de la noche a la salida de los jugadores para recriminarles su actitud en el campo. Este no es mas que un ejemplo, eso ante todo, pero sorprendente. Seguimos siendo diferentes porque somos capaces de aguantar el tiempo que haga falta para insultar a unos jugadores, pero incapaces de llenar las calles ante las injusticias que sufrimos por parte de los gobernantes.

Que sí, que no cambiamos, ni somos capaces tampoco de elegir a gobernantes que tengan lo que hay que tener para cambiar las cosas. ¿Cuántos escándalos de corrupción llevamos viendo en -por ejemplo- los ultimos 25 años? ¿Cuántos políticos han dimitido ante los primeros indicios o han terminado entre rejas? Ahora la otra cara de la moneda. Dimite un ministro en Japón por haber aceptado un soborno de poco mas de 400 euros. ¿Alguien se imagina que en España sucediera un caso similiar? Entonces si podríamos decir que estábamos en una democracia moderna. En una sociedad con ética y decencia política. Podríamos confiar en gobernantes honrados.

Vemos ahora cuando se acerca el momento en el que se tiene que formar un gobierno o vamos a unas nuevas elecciones generales, como les cambia la cara y la actitud a más de uno con la sola idea de tocar poder. Capaces de desdecirse sin el menor sonrojo de lo que decían hace apenas un año. Unos por seguir en el gobierno, otros por acercarse a él y tenerlo. Pero eso si, procurándose primero el porvenir personal a base de sueldos, dietas y complementos. Que el dinero le gusta a todo el mundo, por mucho que se vista de progre de cara a la galería o sea rico de herencia y con fortuna amasada a lo largo de los años.

Luego ya vendrán las migajas, los cambios de leyes maquillados, para contentar momentáneamente a los votantes. En lugar de ser los primeros en dar ejemplo. Comenzando por una bajada general de sueldos a todos los cargos públicos, incluidas las prebendas, para acercarse al común de la calle. En lugar de asegurarse el futuro por cuatro años medrando en un sillón. Comenzar atajando la crisis dando ejemplo. Que somos el país del mundo con mas políticos por metro cuadrado, con mas coches oficiales, con mas asesores de asesores de asesores que no asesoran mas que su porvenir.

Luego se quejan de la abstención, cuando lo sorprendente es que aun seamos tan nobles de votar. ¿Que ocurriría en este país si en unas elecciones generales solo votara el 1 por ciento del censo? ¿Se darían cuenta entonces de que tienen que cambiar radicalmente de comportamiento? No es que esté llamando a la abstención generalizada, tan solo es una reflexión sobre este país nuestro que no deja de sorprenderme. Capaces de llenar la calles si un equipo gana un titulo, pero acomodados en un sillón, quejándonos en el bar, mientras hacen de nosotros lo que les da la gana. Por eso pienso que seguimos siendo diferentes. ¡¡¡BUENA RUTA!!!.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on TumblrShare on Google+Email this to someone

Fabricando monstruitos.

Viene a cuento el titulo de hoy por lo casos de acoso escolar que están saltando a las noticias en los últimos días, aunque se han producido siempre, en mayor o menor medida. Pero me produce indignación, rabia y bochorno que un niño pueda llegar al extremo de suicidarse porque unos “cafres”, “descerebrados”, “ignorantes” y “monstruitos” que tienen por compañeros de clase, puedan llevar hasta tal extremo el acoso, los insultos y la marginación, contra aquellos que son diferentes a ellos, simplemente porque van al colegio a estudiar y tener conocimientos para al futuro. Pero me surge una pregunta ¿Quién son mas monstruos, ellos o los padres que les crían?

Continuar leyendo

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on TumblrShare on Google+Email this to someone

El miedo es libre (o eso dicen)

Viene a cuento el titulo de hoy después de ver en los informativos de mediodía que parece que los partidos políticos a los había ignorado el PP en estos ultimos cuatro años largos, se muestran dispuestos a llegar a un principio de acuerdo para formar un gobierno diferente al del señor Rajoy. Que pese a que su partido fué el más votado de en las ultimas elecciones generales, no conseguirá formar gobierno, ni aliándose con Ciudadanos, ese nuevo partido que afirma que es  de centro, aunque a veces suena a derecha reformada.

Continuar leyendo

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on TumblrShare on Google+Email this to someone

El espía cojo y tuerto.

En todos los sitios y en todas las profesiones siempre hay el típico personaje que se parece -y mucho- a un espía cojo, pero es que ademas también los hay que son tuertos y para colmo del otro ojo son miopes rayando la ceguera. Personalmente conozco a más de uno que podría perfectamente encarnar ese papel. Anda por las redes sociales un personaje de estos que el pobre esta tan cojo y ve tan mal que no es raro el día que confunde la velocidad con el tocino y cuando lee eso de: “Tejidos y novedades” (por ejemplo) siempre entiende “Te jodes y no ves nada”.

Continuar leyendo

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on TumblrShare on Google+Email this to someone

¿Realmente queremos estar informados?

A veces me pregunto si realmente queremos estar informados o simplemente lo que queremos es noticias a la carta. Que nos cuenten únicamente aquello que queremos ver y oír. No sea que nos vaya a alterar el ánimo y nos devuelva a la cruda realidad. Viene esto a cuenta porque desde que el 16 de noviembre del año pasado salió a la calle un diario digital sobre transporte (Diario de Transporte) del que soy el padre, la madre, el tío y todo lo demás; intento dar en el mismo una información real, veraz, contrastada y currada. Sin influencias de nada ni de nadie, porque eso no lo permite mi cazurra mollera.

Continuar leyendo

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on TumblrShare on Google+Email this to someone