SER CAMIONER@ ES ALGO MAS.

Ser camioner@ con toda la extensión de la palabra, con lo que significa de verdad, tal y como yo lo entiendo, es algo mas. Algo mas que subirse a la cabina de un camión y conducir de un lado a otro, cargar, descargar y tener la responsabilidad de llevar entre las manos un vehículo de 40 toneladas con todo lo que conlleva. Ser camioner@ es sentir verdadero amor por este trabajo, por mucho que a veces se odie casi en la misma medida. Es como se suele decir: “Sentir que te corre el gasóleo por las venas”. Algo que tan solo aquellos que se sienten camioner@s de verdad saben lo que esa frase significa.

No se trata aquí de discriminar a nadie, ni mucho menos. Pero no es menos cierto que esta crisis ha obligado a muchas personas a subirse a un camión provenientes de otras profesiones. Me refiero a aquellas que van por la carretera como si estuvieran peleados contra sis mismos y contra el mundo. Echando pestes continuamente contra todo y contra todos. Eso no es ser camioner@, es ser un trabajador por obligación. El camioner@ de verdad, el que se siente como tal, quiere serlo desde niño, o desde muy joven. Ha pasado muchos días en la cabina de un camión acompañando a padres o hermanos antes de poder conducir legalmente. Incluso llevo el camión mas de una vez en esas noches de carretera ante la atenta mirada y la supervision de quien le acompañaba.

Es una verdad indiscutible que nadie, absolutamente nadie, nació enseñado, que para todo en esta vida hay una primera vez. Por lo que por mucho que los que llevamos años en esto, nos podamos considerar en un errado momento superiores a alguien, todos los días aprendemos algo. Pero nadie me negara que es muy diferente hacer un trabajo porque se siente pasión por el mismo, con dedicación plena y asumiendo conscientemente las consecuencias que ello conlleva, y hacerlo porque no queda mas remedio para ganarse el cocido diario. Sencillamente porque el resultado final sera muy diferente, del mismo modo que el grado de satisfacción personal.

Ser camioner@ es como una religión de la que uno es fiel seguidor, se nace, se vive y hasta se muere siendo camionero. Incluso hasta después de haber pasado a mejor vida con muchos años, siempre que hablan de alguien, lo primero que se oye es: “Era camioner@”. Por desgracia vivimos unos tiempos en los que ya no somos respetados y valorados por la sociedad como en los años que yo comenzaba en esto, que aunque eramos todavía unos señores de la carretera, no era tanto como lo que yo conocí de niño y adolescente cuando viajaba con mi tío Julio en la cabina de aquel Avia verde.

Ser camioner@ es tener que dejar a la familia cada día que salimos de nuestras casas con esa incertidumbre de quienes están en sus casas permanentemente pendientes del teléfono y que este no sea el medio que les lleve malas noticias. Es ver crecer a los hijos casi a plazos. Pasar muchas horas de soledad y de penurias. Centrados únicamente en cumplir fielmente nuestro trabajo para volver con los nuestros. Tener que soportar muchas injusticias, no tan solo de cargadores y receptores de la mercancía. También de las injusticias que provienen de personas que desconocen absolutamente nuestro trabajo, pero que viven de el. Que se comportan con nosotr@s con actitudes prepotentes, sin valorar que si nosotros no estuviéramos a diario en la carretera no podrían vivir de su trabajo.

Ser camioner@ es vivir casi constantemente como si fuéramos unos delincuentes a los ojos de las autoridades, tanto policiales como del resto. Sin valorar que somos unos trabajadores como ellos que también salimos a la carretera para ganarnos el pan. De acuerdo que tienen que aplicar la ley con toda su dureza a quien no la cumpla. Pero eso es muy diferente a que seamos muchas veces una fuente de ingresos para agentes y autoridades por el simple hecho de que las multas a un camión tienen un montante económico superior a la de cualquier otro vehículo.

Por todo lo escrito anteriormente, y por los muchos matices que, seguramente, me quedan en el teclado sin escribir, hoy considero que ser camioner@ no es algo que tenga que pasar desapercibido para la sociedad. Porque ser camioner@ es mucho mas de lo que a simple vista pueda parecer, por mucho que los camiones sean muy bonitos parados. Pero no tan solo los camiones como en este caso, lo escrito anteriormente se puede aplicar perfectamente para l@s que conducen un autobús o un vehículo mas pequeño pero que también están todos los días en las carreteras. ¡¡¡BUENA RUTA!!!.

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Tumblr0Share on Google+0Email this to someone

Un mensaje en “SER CAMIONER@ ES ALGO MAS.

  1. Es cierto, como toda profesión la de conductor debe ser vocacional,máxime en estos tiempos de crisis donde los salarios y condiciones de trabajo no son los mejores.
    La percepción que la sociedad tiene de nuestro oficio según mi opinión, es que somos unos trabajadores poco aseados,poco cultivados , rudos y que los fines de semana les estorbamos en sus desplazamientos .

Cerrado a comentarios.