¡QUÉ MALA MEMORIA TIENES!

Mira “colega”: Que mala memoria tienes, parece como, si de pronto, la tuya se hubiera vuelto selectiva, y no te acordaras mas que de aquello que te interesa. Parece que has olvidado todo lo que te pueda manchar de tu pasado, frente a lo que defiendes ahora. Algo que no entiendo, porque en esto, en el transporte, nadie esta libre de culpa, salvo que se haya subido hoy a un camión. Pero no quiero referirme a los que se han encontrado, de pronto, con este circo salvaje, con esta selva despiadada que consentimos todos.

No te hagas ahora el inocente, ni te disfraces de asalariado cuando te interesa, pero cuando te conviene en autónomo. O una cosa o la otra, que uno tiene que tener claro siempre lo que es, lo que fue, pero sobre todo, lo que aspira a seguir siendo. Que aquí ya nadie se chupa el dedo. Todos mas o menos estamos hartos de juegos mas o menos sucios, de traiciones cercanas y lejanas. De oír como unos dicen una cosa en publico, pero luego, en privado, defienden acaloradamente lo contrario. Ya esta bien de intentar sumar a costa de lo que sea. De llenarse la boca con palabras bien sonantes como UNIÓN, LUCHA, DIGNIDAD, JUSTICIA, y todo lo demás. Pero a las primeras dudas pegar una larga cambiada cuando algo va en contra de tus intereses mas cercanos.

Seguramente a estas alturas te estarás preguntado a Santo de que viene esto. Pues muy sencillo, viene a cuento porque uno ya comienza a estar un poco harto de palabras y palabras bien sonantes allá donde, dependiendo del momento, te interesa soltar. No me vengas con cuentos de intentar sumar a los conductores asalariados a una causa en la que no crees, es mas, no has creído nunca. Porque si uno se detiene en leer detenidamente lo escrito por ti desde hace, mas o menos, un año, se da cuenta de que el 80 por ciento de ello se centra en tres palabras que lo dicen todo. Autónomos, cooperativistas y pymes.

Me parecen perfectas las demandas de estos tres grupos, incluso hasta dignas de apoyar algunas de ellas. Pero entenderás que, como conductor asalariado que soy, otras entran en directa confrontación con las que yo apoyo para mi y mis compañeros. Entonces “colega” ya tenemos un problema, o varios. La primera de las palabras que abanderas, “UNIÓN”, ya no parece tan posible. Sencillamente porque entraríamos en un conflicto con muchos de los que puedan estar de tu parte. Sobre todo cuando toquemos puntos sensibles que no creo que haga falta enumerar, porque están en la mente de todos.

Pero ademas, si como pretendes, vayamos juntos del brazo, en una posible huelga, la mezcla seria explosiva si todos pedimos lo que en justicia nos merecemos. No pienses que me he vuelto pesimista de repente, esto que te digo siempre lo tuve muy claro. Otra cosa es que en su día defendiera una lucha conjunta en puntos que nos son comunes. No te equivoques de concepto, que eres muy dado a mezclar unas cosas con otras. Tal vez como consecuencia de tu confusión mental. Esa, que como te decía antes, te lleva a equivocarte a ti mismo cuando unas veces te defines como una cosa, o como otra.

Esto, como siempre, es una reflexión personal, contra la que puedes opinar lo que quieras, faltaría mas. Seguramente te provocara un conflicto mental de esos a los que eres propenso, pero no solo de ti, también de los que, como tu, aun no lo tienen muy claro. Acostumbrados a la mala memoria, a manipular cuando interesa. Ese, evidentemente, es tu problema. El mio es seguir un camino que siempre tuve claro. Porque soy, lo que siempre he sido, un conductor asalariado, y como tal me expreso como siempre, aunque no lo entiendas, lo manipules a tu antojo y lo desvíes por otro lado.

A partir de este punto podemos comenzar a hablar de lo que quieras, del pasado, del presente y del futuro, tu mismo. Pero dejando las cosas muy claras desde el principio. No se trata solo de cambiar personas en un lado o en otro. Se trata de dar pasos en positivo, pero teniendo muy claro quien es quien, en que puntos estamos de acuerdo y en cuales no. En que todo en esta vida puede ser negociado y negociable. Pero con honradez, con valentía, siendo sinceros y solidarios. Que este mundo en el que nos movemos, el del transporte, hace mucho que se nos escapo de la manos. Porque todos lo dejamos guiados por nuestro propio egoísmo. Aquí no hay inocentes, no te hagas ahora la victima, que no me vale. Creo que he sido muy claro y directo. Así pues, no te escudes en la mala memoria, no te enroques en posiciones egoístas, da un paso al frente con valentía, pero de verdad, no solo de palabra. Un abrazo. ¡¡¡BUENA RUTA!!!.

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Tumblr0Share on Google+0Email this to someone