¡NO TE QUEJES, PARTICIPA!

Ya esta bien de quejarse, de lamentarse continuamente, de decir que el transporte es una mierda, que esto tiene que terminar reventando, que la situación es insoportable, y todo lo demás. Con quejas de barra de bar, o de grupos cuando no hay nada mejor que hacer, no se soluciona nada. Que ya estamos todos lo suficientemente quemados como para que encima nos tengan que recordar la realidad. Se hace mas necesaria que nunca la participación en la lucha conjunta. Sea con quien sea, pero tomando parte activa.

Cada uno desde su posición dentro del transporte, los autónomos apoyando las demandas de aquellos que han decidido levantar la voz por encima del resto, los cooperativistas, pymes, falsos autónomos, tres cuartos de lo mismo. Al igual que los conductores asalariados, tan machacados desde todos los sectores, pero incapaces de unirse en una causa común, En sindicatos de nueva formación, asociaciones, o plataformas. Pero moviendo el culo, no dejando que sean otros los que den la cara y tomen la iniciativa, para luego, si triunfa subirse inmediatamente al carro ganador, pero si fracasa, recurrir a aquello de: “Esto ya se veía venir, el transporte no tiene solución”.

Porque sencillamente que las tiene, claro que es posible conseguir muchas de las demandas y soluciones necesarias en el transporte, pero para ello hace falta que vayamos de la mano, que apoyemos las iniciativas de aquellos que pretenden con la mejor de las intenciones que encontremos el remedio de gran parte de los males que nos aquejan. No basta con ver los toros desde la barrera, en una actitud pasiva, esperando a ver que pasa. Hace falta un gesto de valentía por parte de cada uno, para que el éxito sea conjunto, que cada cual aporte su grano, o montaña particular de arena. Sumando, nunca restando ni poniendo trabas.

Aquí no hay nadie que sea mas listo que nadie. Todos, en mayor o menor medida conocemos la realidad, la cruda, pura y dura. No vale esconder la cabeza bajo la tierra o mirar para otro lado. Los problemas que padecemos son los que son, y continuaran empeorando, si nosotros mismos no les ponemos remedio. Para ello se hace necesario el debate civilizado, la participación, la búsqueda de soluciones conjuntas. Porque cuando aquellos que tienen el poder y la capacidad para dar un giro radical a la situación, vean que el sector del transporte esta unido, que aparece dispuesto a luchar por todas sus demandas, entonces cambiaran radicalmente en su forma de actuar y no les quedara mas remedio que poner en negro sobre blanco las demandas del sector.

Porque de lo contrario se darán cuenta de que corren un serio peligro sus acomodados puestos. Porque nadie, ningún gobernante, ni ningún acomodado burócrata sera nunca capaz de frenar la presión popular, la movilización conjunta de un sector capaz de paralizar un país y de sumirle en el caos y la crisis mas grave a la que se puedan enfrentar los gestores públicos. Todos, salvo los ignorantes de espíritu, somos plenamente conscientes del inmenso poder que atesora entre sus manos el sector del transporte. De la capacidad de cambiar la situación en caso de una movilización. Así que por esa simple regla de tres tenemos que tener la capacidad necesaria para actuar, para sumar fuerzas y para conseguir unos objetivos que son legítimos en toda su plenitud.

Mientras la tecnología no avance lo suficiente, siempre sera necesaria la presencia de una persona al volante de un camión, nuestro trabajo es primordial para la sociedad, somos las arterias que le dan vida para sus supervivencia. Así pues, dentro de cada particularidad en este mundo, tenemos una importancia vital. Los conductores asalariados si paramos de pronto, podemos provocar un caos en el suministro de un país de consecuencias incalculables. En la misma medida el resto. Hasta este punto creo que todos estamos de acuerdo ¿No? Pues ahora que cada cual reflexione durante unos minutos, tome plena consciencia de la realidad, y a partir de este punto, que cada cual comience a dar los pasos necesarios encaminados a esas soluciones.

Pero participando activamente, no, -repito-, manteniendo una actitud pasiva y de mero espectador, esperando a que sean otros los que les pongan en bandeja las soluciones sin hacer nada. Ya esta bien de quejas y mas quejas, de lamentos y mas lamentos de barra de bar, que esas ya están muy gastadas. Se que me repito en muchas de las palabras, que de tanto escribirlas pueden sonar a gastadas, pero nadie me negara que es la realidad. A partir de aquí que cada cual saque sus propias conclusiones y antes de pedir acciones al resto, se pregunte primero a si mismo ¿Que ha hecho el? Como siempre ¡¡¡BUENA RUTA!!!.

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Tumblr0Share on Google+0Email this to someone

Un mensaje en “¡NO TE QUEJES, PARTICIPA!

  1. Creo, Julio, que a la gente no le mola nada esto, o al menos a la gente que anda por aqui, no ves que no abren debates ni na, aunque sea de broma, aqui me ratifico de lo que es este mundo del transporte.
    Julio, llega hasta donde puedas y despues resignate a cuidar nietos y que le den…..
    CUIDADO CON LA CARRETERA

Cerrado a comentarios.