CARTAS DESDE LA CABINA: A UN JEFE DE TRAFICO.

Estimado desconocido: Como esta carta va dirigida en lineas generales hacia los que dirigen desde una oficina los camiones de las empresas, pues por eso lo de desconocido. Mas que nada porque el comportamiento de las personas que hacen este trabajo suele ser similar. Por supuesto que los habrá muy profesionales, en todos los aspectos, hasta humanos que traten a sus subordinados con respeto, entendiendo las particularidades de nuestro trabajo y todo eso. Pero también, en esa misma linea, los hay que se comportan como auténticos negreros, sobre todo, -esto es sorprendente- aquellos que en su día fueron conductores a sueldo. Tal vez por eso de: “No sirvas a quien sirvió”. Porque se vendieron por un plato de lentejas, creyendo que era caviar, al empresario, para hacerle el trabajo sucio, ese de dar la cara ante clientes y conductores. Estando siempre entre unos y otros, intentando quedar bien con todos, y con ninguno, al mismo tiempo que les gusta rodearse de pelotas que les rían las gracias. Haciendo promesas, muchas veces, imposibles de cumplir, sobre todo con las empresas cargadoras. Descargando las culpas sobre los de siempre si algo sale mal, nosotros los trabajadores. Que ya sabemos que en esta profesión se nos culpa de todo lo malo. Hasta de cuando se resfría alguien de la oficina.

Luego viene la otra parte, la de las exigencias, lo de que tengamos que cumplir horarios imposibles que vosotros prometisteis. Los de esconderse cuando hay problemas, en lugar de dar la cara, como debería ser. Todo eso termina teniendo las consecuencias lógicas. Sobre todo en quien, como vosotros juega con varias cartas, y ademas marcadas. Se de mas de uno que ha terminado muy mal. Que fue el conductor mas rebelde de la empresa, pero al cambiar a jefe de trafico, subirse en un Audi de la empresa y tener despacho, pego un cambio radical. Comenzó a decir eso de: “No tengo camiones, o tengo tantos vacíos”, como si fueran de su propiedad. Pero lo mas grave para el es que comenzó un calvario muy particular. Sin poder salir a la calle tranquilo, ruedas pinchadas, alguna paliza de un desconocido cabreado. el flamante Audi de varios colores, incluso mas de un infarto.

Sencillamente por eso de que “Quien siembra vientos recoge tempestades”. Por el contrario he conocido a otros, los menos, que iban siempre con la verdad por delante, te decían: ” Hoy te ha tocado el viaje malo”, el siguiente sabias que seria para otro compañero, intentaban ser honestos, consigo mismos y con los compañeros, conscientes de que la empresa tampoco era suya. Desgraciadamente no llegaron muy lejos. Porque esa forma de actuar tal y como esta hoy en transporte no interesa. Lo que es, desde mi humilde punto de vista, un gravisimo error que nos ha llevado a la situación actual.

No interesan porque la ambición desmedida de muchos empresarios es ganar cada vez mas, sin importarle las personas, solo los resultados, como si no hubiera limite a los beneficios. Por eso necesitan de personas que les hagan el trabajo sucio, que se crean los dueños de las empresas, tan solo por mandar sobre los conductores, pero plenamente conscientes de que si alguien decide tomarse la justicia por su mano, harto de abusos, lo hará primero con el que ha tenido el trato mas cercano, el jefe de trafico. Ese que muchas veces va por el mundo actuando como un “Perdonavidas”. Así que nada, el que se de por aludido el sabrá lo que tiene sobre su conciencia. ¡¡¡BUENA RUTA!!!.

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Tumblr0Share on Google+0Email this to someone

3 mensajes en “CARTAS DESDE LA CABINA: A UN JEFE DE TRAFICO.

  1. Hola compañero, lo has calcado macho.

    Coincidiendo con tu artículo, esta semana he pedido mi dimisión como responsable de tráfico, entre otras cosas, precisamente por eso, por no dejarme tratar como personas a mis compañeros, los conductores de la empresa, al parecer por intentar hacer vuestro trabajo de la forma mas humana posible, no gusta, pero a mi no se me ha olvidado aun, cuando estaba subido a la burra. Las arrugas siguen conmigo.

    Buena ruta y sigue con tus artículos.

  2. po zi pixa , lo has clavao, antedeayer dos patas arriba, no dormimo no comemo pa solucionar viajes y bueno eso, detrás de cada conductor una family al igual k ellos, se supone o mas bien seria lo suyo k se trata de un trabajo en equipo ja ja k tontería no, en fin algunos medio buenos ahí como el colega Alfonso nooo? Bueno compañero buena ruta

  3. Yo estoy en esto desde el 77 y viví el tiempo cuando un chófer era un señor y no lo que creen que somos algunos piojos resucitados, espero que esto cambie algún día, no por mi, lastima les tengo a los que bienes detrás,a mi me faltan tres años para jubilación y estoy en perfecto

Cerrado a comentarios.