¡¡TOLERANCIA CERO!!.

Personalmente pienso, y creo, que en algo tan trascendente y de tanta importancia, en el volante, tanto del camión, como de cualquier otro vehículo que pueda circular por las vías publicas, hay que tener en todos los aspectos ¡Tolerancia cero en cuanto al consumo de alcohol, drogas, o cualquier otra sustancia! Es mas, sobre aquellas personas que rebasen este limite, debería caer sobre ellas todo el peso de la Ley, con todas las consecuencias. Retirada inmediata de los permisos de conducir, cárcel, y una reeducacion y formación necesaria para que no vuelvan a cometer esta, ni ninguna otra, ilegalidad al respecto.

No sere yo, ni mucho menos, quien pretenda ahora decirle a nadie lo que tiene que hacer con su vida en aquellos momentos de la misma, en los que no esta al volante de ningun vehiculo, ni circulando por las vias publicas. Alla cada cual con su vida, que no sea un consumidor de alcohol ni de otras sustancias, no significa que pretenda imponer a los demas el mismo comportamiento. Pero otra cosa muy diferente es ponerse a conducir cualquier vehiculo bajo el efecto de esas sustancias. Algo que puede tener terribles consecuencias para otras personas.

Ademas en la gran mayoría de los casos, suelen ser victimas inocentes las que pagan con sus vidas la irresponsabilidad de aquellos que bajo los efectos del alcohol, drogas, y demás, se consideran por encima de las leyes, mas valientes que nadie, y no dudan en conducir. Por ello desde aquí, me sumo a los partidarios de que caiga sobre ellos todo el peso de la Ley con todas las consecuencias. Todos hemos visto, desgraciadamente a personas que hacen del alcohol y de otras sustancias, una parte de sus vidas. Es mas se sienten mas valientes que nadie, llegando incluso a creerse mas capacitados para conducir que aquellos que no recurren a las mismas.

Recuerdo como hace muchos años en un restaurante de carretera el conductor de un autobús de pasajeros se metió entre cuerpo y espalda, en la barra del local, mientras comía, una botella de vino, a la que acompaño después con una copa de coñac con el café, mientras lo viajeros comían en el comedor. El dueño del local trato por todos los medios de impedirle conducir, abronco al camarero que le había servido la comida y después llamo a la empresa, mientras le quitaban las llaves del vehículo entre el propietario del establecimiento y varios pasajeros. Pues a pesar de todo, no falto el “camionero” listillo de turno que aun se puso de parte del conductor del autobús, por sorprendente que pueda parecer.

Con esto quiero decir, que esta tolerancia cero, tiene que partir de nosotros principalmente. De poco valen las sanciones posteriores, si no evitamos y corregimos el problema en origen. Se que este puede llegar a ser, incluso, un tema muy delicado. No es fácil convencer a otros mientras compartimos mesa y mantel, de que no beban alcohol si después van a conducir, o que consuman drogas. Que esta cuestión puede llevar a enfrentamientos. Pero este problema se podría evitar si se educara desde la infancia a las personas para concienciarlas sobre la importancia de no beber alcohol o drogarse al volante de ningún vehículo. Ni tampoco, pienso, en ninguna otra de las fases de la vida.

Evidentemente en este tema, cada uno tendrá su particular punto de vista, que habrá, incluso, partidarios de el consumo; que saltaran aquellos que dicen a gritos que son con su vida hacen lo que les sale de los coj…., pero siempre sera una actitud irresponsable, algo que puede causar graves daños a terceras personas. Tal vez deberían plantearse muy seriamente sus vidas antes de salir a cualquier vía publica a volante de un vehículo, y si tan poco la valoran, las soluciones para acabar con ella son múltiples, sin que tengan que afectar para nada a personas inocentes. No es que este incitando a nadie al suicidio, pero tampoco seria mala idea, si lo único que pretenden es convertirse en auténticos kamicazes al volante, por el simple hecho de interpretar egoistamente la libertad, y confundirla con hacer lo que quieran, simplemente por sentirse mas machotes que nadie, en una clara demostración de falta de carácter y de personalidad, pero sobre todo, de conciencia de lo que es vivir en una sociedad. ¡¡¡BUENA RUTA!!!.

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Tumblr0Share on Google+0Email this to someone