PADRE Y CAMIONERO.

Como padre y camionero, hoy en un día especial, no solo para mi, también para todos los compañeros que nos encontramos en estos momentos lejos de nuestros hijos, pero también los que -afortunados ellos- pueden disfrutar en este día de los hij@s. Algo que, por supuesto todos los padres sentimos de manera especial, pero los camioneros muy en particular, dada las circunstancias tan especiales de nuestro trabajo.Yo que soy de tierra minera, en un ocasión un hombre curtido en la mina, mi tío Jose, hermano de mi padre, me decía que nuestra profesión se parecía a la suya mucho mas de lo que a simple vista pueda parecer. No tan solo por lo que supone salir de casa, o de viaje, sin pensar jamas que ese podría ser el ultimo, que no es día de ponerse trágico. Aunque se que esto esta en muchas mentes a diario, sobre todo  cuando vemos accidentes de compañeros. También por lo que supone que siempre deseemos para nuestros descendientes una vida mucho mejor a la nuestra.

Pero luego viene la otra parte, la de seguir los pasos de la figura que admiran los hij@s, la del padre ausente, por esa naturaleza humana que nos lleva a la añoranza de lo que no podemos tener cerca en el día a día. Por mucho que a veces finjamos que estamos deseando volver a la carretera para olvidar los problemas de la casa, o de la familia. Que queda a cargo de la pareja de cada cual, o no, porque también hay muchos padres que ejercen el papel de madre a la vez lo que supone muchos mas quebraderos de cabeza.

Este trabajo nuestro, con todos sus padecimientos, sus alegrías, que también las hay, sus sabores agridulces, nos convierten en personas con una manera muy especial de ver la vida. Nos vuelve solidarios, por mucho que digamos que se ha perdido, continuamos aun hablando entre nosotros, como una especie de válvula de escape de la realidad cotidiana, o como un desahogo mental por no estar donde nos gustaría.

Solemos decir que vemos crecer a los hijos, sobre todo aquellos compañeros que pasan hasta meses fuera de casa, que si que es injusto, pero la supervivencia, la lucha por los nuestros, el verles comer alegres y felices, nos obliga a realizar muchos sacrificios que todos conocemos. Por eso la importancia de este día para todos los compañeros, lejanos y cercanos de sus hij@s. Ansiosos porque suene el teléfono para felicitarnos. Hoy si que no nos importara que nos despierten. Es mas, lo estamos deseando. Como un duerme-vela para oír eso de: “Felicidades papa, ¡Te quiero!, estoy deseando verte”. Lo de menos sera si hay regalo físico o no, El mas importante ya nos lo habrán dado con la llamada.

Así pues desde este diario de un camionero que siente y padece como tod@s los compañero@s de la carretera y de la vida, nada mas que felicitar a todos los padres, con la responsabilidad de seguir intentando ser cada día mejor padre y mejor amigo de los nuestr@s, de contribuir, también desde la distancia a su educación como futur@s adult@s. Hoy también es un día de esos en que todas las palabras serian pocas. Así que cada cual se aplique las que mas le gusten. Como siempre ¡¡¡BUENA RUTA!!!

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Tumblr0Share on Google+0Email this to someone

4 mensajes en “PADRE Y CAMIONERO.

  1. Cuando somos jóvenes, no nos damos cuenta de los sacrificios de nuestros padres por nosotros. Con paso de los años ,me di cuenta que son lo único que realmente tengo. Recuerdo el enfado de mi padre, cuando le dije que quería ser camionera. A parte que me encanta conducir,creo que era una manera de demostrar mi admiración por mi padre. Felicidadesssss para todos los padres camioneros.

Cerrado a comentarios.