LO MEJOR DE CADA CASA

Se quejaba públicamente ayer un compañero del desprecio que nos hacen a veces en los lugares a los que vamos a cargar o descargar, como hemos llegado a un punto en el que nos terminan catalogando a todos por igual y terminamos pagando justos por pecadores. Como suele decirse, no solo en esta, también en otras profesiones: “Aquí estamos lo mejor de cada casa”. Desgraciadamente es cierto, por mucho que nos pese reconocer la realidad, pero esta, es la que es y como tal hay que aceptarla.

Todos lo que estamos a diario en la carretera vemos comportamientos que nos hacen sentir vergüenza ajena. “Compañeros” -ojo a las comillas- que ensucian sin el menor miramiento lugares de aparcamiento, llegando incluso a hacer sus necesidades, aunque es de justicia decir que al que no le haya dado alguna vez un apretón de vientre no es camionero, pero este hecho concreto no es el caso al que quiero referirme. Avergüenza que lo hagan en lugares como áreas de servicio, teniendo unos servicios a escasos metros. Gente que sin el menor miramiento deja restos de comida y tiene una papelera al lado. Personajes -esto lo han visto estos ojos miopes- que entraba todas las mañanas con su neceser a los servicios de una empresa y salia con el rollo de papel higiénico bajo el brazo. Supuestos camioneros que se llevaban la jabonera de duchas de empresas -incluso por raro que parezca- hace años en Caregado Portugal, en una fabrica estrenada apenas hacia dos meses, la taza del baño.

Luego evidentemente entramos en la injusticia que supone que paguemos justos por pecadores, que quienes actuamos como personas civilizadas, tengamos que pelear con empleados de empresas que pasan de todo, que no nos dejan acceder a los baños, tal vez porque tienen una orden directa y tajante de sus superiores. Empresas en las que tenemos que pedir la llave del baño al guarda de la entrada, aunque nos pille a 500 metros, y todo así. Evidentemente que no es justo, ni muchísimo menos, pero tal vez deberíamos antes de acusar públicamente a las empresas que nos ponen pegas, por comenzar a ser nosotros mismos los que acompañados por mas compañeros, abroncáramos y afeáramos públicamente a esos otros que van tirando nuestra imagen por los suelos.

Supuestos compañeros que circulan por la carretera como si fuera suya, que ya cuando les bautizaron estaban cabreados, y así van por el mundo permanentemente peleados contra todos y todo lo que les rodea, se dan aires de camioneros, reprochando a otros actitudes que son ellos los primeros que no cumplen, como por ejemplo cuando les facilitas un adelantamiento, llegan a la altura de tu cabina, te miran riéndose un segundo, aceleran y no tienen lo que hay que tener tan siquiera para dar las gracias con los intermitentes, porque se creen que la carretera es suya y cada camión que adelantan lo ven como a un enemigo que acaban de eliminar. Sin darse cuenta de que seguramente esto sera completamente al revés unos kilómetros mas adelante.

En fin, seguramente como siempre se me quedan muchas cosas en el tintero, pero el mensaje de este articulo no va para nadie en concreto, es una reflexión personal que espero lea al menos uno de esos supuestos compañeros, recapacite sobre su comportamiento y cambie radicalmente de forma de actuar en su vida diaria. Entonces me daré por mas que satisfecho. ¡¡¡BUENA RUTA!!!

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Tumblr0Share on Google+0Email this to someone

3 mensajes en “LO MEJOR DE CADA CASA

  1. Amigo Julio
    Estoy totalmente de acuerdo contigo y llevo muchos años recriminando actuaciones como las que comentas a personas que van subidas a un camión, pero que yo no los considero ni compañeros y mucho menos CAMIONEROS porque lo único que hacen por la profesión es desprestigiarla.
    Ser CAMIONERO es mucho mas que tener un carnet y conducir un camión

  2. Tengo que decirte que llevas más razón que un santo, pero por desgracia es lo que tenemos y no tiene mucha pinta de cambiar, yo no soy mejor o peor que otros conductores pero no hago el energúmeno por la vida. Un saludo

Cerrado a comentarios.