EN MI NOMBRE ¡JAMAS!

Hay ciertas actitudes que, por mucho que uno intente entenderlas, no se pueden consentir. Sobre todo cuando vienen de personas que utilizan la hipocresía y el cinismo como reglas básicas en sus vidas, para comportarse, tanto en publico como en privado. Me da igual decir nombres o no. Lo que realmente me preocupa y cabrea, es que vayan por el mundo pensando que el resto somos idiotas, que no tenemos memoria, que lo que se dice y escribe hoy, se olvidara pronto. Me refiero a aquell@s que utilizan las palabras “conductores asalariados” dependiendo de sus intereses del momento.

No es de recibo que padezcan repentina amnesia cuando les interesa. Se intenten auto-imponer medallas como los auténticos paladines de la lucha por la dignidad en el transporte, se les llene la boca pidiendo “unión” -la palabra mágica- y todo aquello que se les ocurra, pero luego en privado y en publico -lo que es aun mas grave- tengan el descaro y la osadía de negar las veces que haga falta, los hechos y el pasado de personas a las que utilizaron en su día, para sus únicos intereses. Que no son otros que perder el culo porque les pongan delante un micrófono, una cámara de televisión, prensa escrita, o lo que haga falta, para luego presumir de que acuden a reuniones con asociaciones del transporte. Se les llena la boca diciendo que luchan por la dignidad de la profesión, colocándose detrás de pancartas y con fotos en las redes sociales, utilizando interesadamente a los conductores asalariados.  Pero estos, y aquellos que tenemos memoria, sabemos que es una MENTIRA PODRIDA. Por lo tanto, desde aquí, como conductor asalariado desde hace mas de 33 años, quiero decirles y dejarles muy claro que: EN MI NOMBRE ¡¡¡JAMAS!!!.

Que no se disfracen continuamente de Judas, Pilatos, Profetas, Maquiavelo, o santos protectores de todos, dependiendo del momento en que se encuentren. Que nos conocemos. Porque no hay mejor manera de saber de que palo van unas personas, que conocerles cara a cara, en una larga, o no tanto, conversación. Para saber cuando están mintiendo y cuando no. Porque el pasado es el que es, lo escrito entonces y ahora se lee. Que a este juntador de palabras, no se le puede poner en los altares hace mas de un año, y así hasta una dimisión publica. Para pasar en cuestión de segundos a ser tratado poco menos que de terrorista y de radical. Negar que se intento por todos los medios convencer para que escribiera a su dictado, algo que no consiguieron, porque mis dedos y mis palabras son mías y hago con ell@s lo que quiero. Si alguna vez les lance halagos, fue porque me dio la gana, pero sobre todo, porque a mi también me engañaron y camelaron, hasta que me di cuenta de cuales eran sus únicos intereses.

Algo de lo que también se dieron cuentas muchos compañeros afortunadamente. No se puede acusar a los demás de los errores propios, negar las evidencias, porque pruebas hay de lo contrario. Creerse los salva-patrias de turno, pero con la única y exclusiva intención de ocupar cargos que otros ocupan, sin bases ni argumentos. Solo criticando por criticar, intentando sumar a la lucha colectiva a personas de buena voluntad, para luego dejarles tirados a la menor discrepancia. Porque únicamente les interesan los aduladores, los soldados que van a la batalla dando la cara por ellos, pero manteniéndose muy sutilmente en la retaguardia.

Miren ustedes, no vivan vidas ajenas, no den por hecho en otros actos que solo están en su mente. Yo vivo de conducir y de eso espero seguir viviendo, esto, lo de juntar letras es mi único y exclusivo problema. Mírense a su ego particular. Piensen porque no ilusionan a los compañeros. Porque tienen esas propuestas e ideas tan confusas. Que hay muchas veces que el agua y el aceite son incompatibles, sobre todo cuando alguien agita el estanque. Pero no digan que defienden a los conductores asalariados, para luego, cuando sus intereses como autónomos, cooperativistas y pymes, entran en confrontación con los lógicos intereses de los trabajadores por cuenta ajena; convertir a estos últimos en terroristas, agitadores y todo aquello que se les ocurra en el momento. Algo que hacen, sencillamente porque su conciencia no esta tranquila, y sus ideas confusas.

Que quede muy claro, no utilicen mi nombre jamas, no el personal, el profesional, el de conductor asalariado, para trepar y medrar a costa del descontento mio y de mis compañeros. Digan claramente que es lo que pretenden, sean sinceros, presenten propuestas convincentes, y luego ya veremos. Que las nuestras, las de los trabajadores por cuenta ajena, esas las tenemos muy claras. El futuro y el compromiso personal de cada uno, determinara si hemos logrado nuestros objetivos o no. Pero dejen de insultar, mentir, y ofender, no solo a nosotros; también a los que dicen defender, lo que es muchísimo mas grave. Ustedes cuatro, los que manejan el cotarro, se montaron hace un año una obra de teatro, en la que a mi me dejaron muy claro, que nadie les iba a joder el invento. Se muy bien lo que digo, es mas, puedo demostrarlo. Así que nada, nos vemos en la carretera. Como siempre ¡¡¡BUENA RUTA!!!.

 

 

 

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Tumblr0Share on Google+0Email this to someone

5 mensajes en “EN MI NOMBRE ¡JAMAS!

  1. En este mundo,el ser sincero y decir lo que piensas,sin filtros,se considera politicamente incorrecto.los demas,somos proyectos de persona o personajes.el miedo gana la batalla al que teme perderlo todo o fracasar.

  2. Señor Camionero Leonés, nos conocemos pero no de sobras, o al menos yo no le conozco lo suficiente, pero con lo que ya se me sobra. Ya le comenté, en uno de esos dos días de bronca en el grupo de Watsap que compartíamos con otros compañeros, que usted no hablaba claro, como ahora y en otros escritos más. Ya debería darse cuenta de que no habla claro, en absoluto. Para insultar, y reléase su escrito al principio, repito, insultar debería dirigirse a alguien concreto, señalando claramente a quien va usted dirigido. Aunque de sobra los aludidos no lo están porque si. Cuando le conocí personalmente en la reunión de Getafe fue un momento muy grato. Me encantó poder conocer a un luchador que podía escribir directamente a empresas en general con gran maestría y con la cabeza bien amueblada. Pero desde que salió de la Plataforma solo veo en sus escritos supuestamente dirigidos algunas veces a miembros de la plataforma y otras a la misma directamente, rencor y odio. Usted tiene la capacidad de escribir lo que le de la gana, justamente igual que yo, pero a diferencia de usted, yo me dirijo directamente a quien va el mensaje. Me da igual quien me juzgue y lo que juzguen de mi, pero no voy a permitir que un comentario mío sea objeto de confusión para quien no debe. Así pues. Siga con sus proyectos y que el sean favorables en abundancia, pero para los demás proyectos, si no hace nada, al menos no moleste. Me duele muchísimo haber comprobado como quien me ha llamado amigo, y yo lo he llegado a considerar así, haga gala ahora de criticar y desacreditar el trabajo altruista que otra gente dedica para la mejora del oficio del transporte. Sola y exclusivamente para eso. Y por cierto, no se esconda detrás de un teléfono con mensajitos para atacar a un estrevistado usando al conductor del programa, le hacía a usted más valiente. Una cosa es lanzar preguntas pertinentes y otra lanzar dardos con veneno, esa fue su segundo ataque a Luisa Maria cuando le devolvió el primero con muy buena resolución (Programa Transporte y Gestión 14-05-2015). Así pues, le recomiendo que escriba las cosas más claras, mas directas, dirigidas a quien van dirigidas, no hay por que esconderlo. Lo dicho, Julio Gómez Tranche. Yo soy Lluis Martínez Boada, y no voy a entrar al trapo en debates absurdos por esta crítica. Las críticas son eso. O se aceptan o no.

    • Amigo Luis. Yo no me escondí detrás de ningún teléfono para atacar a nadie, es mas el director del programa dijo mi nombre antes de leer mi pregunta. Pero en fin, no vamos a entrar en discusiones un tanto absurdas. Evidentemente respeto su opinión aunque no la comparta. Del mismo modo que tengo muchísimo respeto y valoración hacia muchas personas dentro de la plataforma. Pero cuando alguien dice medias verdades, o solo lo que le interesa, deja siempre mucho que desear. ¿Nombres? Los que quiera y mas puedo dar. En cuanto al rencor y el odio que dices, ninguno, tan solo doy mi punto de vista. Sigo como siempre, opinando libremente y escribiendo de la misma manera. Pero no te preocupes, que no volveré a escribir publica, ni privadamente nada sobre la plataforma. Es mas deseo que esta, como tal, triunfe en sus objetivos. Un saludo.

  3. Hola a todos mis compañeros de lucha.
    Ya sabéis como ando esta temporada,estoy casi fuera de combate,me veo obligado a escribir esta carta publica sobre los ataques que esta recibiendo la plataforma todos a una,por gente que han dejado la lucha,siii ya sabes a quien me refiero si eres tu,,el gran escritor o vendedor de palabras,creo que eres amigo mio,igual a partir de hoy ya no quieres ser lo,,pero amigo vendedor de palabras cada carta que escribes y atacas a una plataforma como es esta,me estas atacando a mi,,amigo,,,hablas o escribes sobre que la gente es esconde detrás de una pancarta,,,bueno puedes tener razón,,,pero yo lo veo así,,vendedor de palabras,,,esa gente se esconde por que tienes una pancarta delante k pone,PLATAFORMA CIUDADANA POR LA DIGNIDAD DEL TRANSPORTE,TODOS A UNA,y si salen a la calle,y me siento orgulloso de ser de esa gran familia,,,también dices que esperar a los micrófonos y las radios para salir,,,yo lo veo así vendedor,,,son gente que deja de hacer sus cosas en casa para pode defender un transporte digno,,,,cosa que tu no haces,,,,tu vendedor de palabras,tu si te escondes detrás de lo que escribes y no das la cara públicamente,,,tu que as dejado el transporte para hacer otras cosas,,,,que te vienen mejor,,,tu es as ido de la plataforma por la puerta de atrás, por que no hemos querido hacer un sindicato,,, tu vendedor de palabras no me gusta como estas haciendo las cosas,,tu vendedor de palabras no estas defendiendo a nadie,,,lo escribes y escribes mentiras solo por hacer daño o hacerte famoso con tus mentiras en las redes sociales,, tu te fuiste de aquí por la puerta de atrás,,, tu vendedor de palabras sigue tu camino,,lo demás lo seguimos seguramente acertadamente o equivocadamente, eso lo dirá el tiempo,,pero tu vendedor,,,no sigas por este camino,,,por que podríamos tener mas de un debate,,,vendedor de palabras esta muy confundido y hoy tengo que defender por lo que estoy luchando,saludos

    • Arturo Valderrama: Me produce mucha pena leer tu comentario, sobre todo porque esta cargado de falsas acusaciones. Yo no he dejado la carretera, sigo siendo un conductor asalariado, si tienes alguna duda, puedes venir conmigo a trabajar. Ademas yo no tengo que demostrar nada. Mi conciencia esta muy tranquila, algo que tal vez otros no pueden decir. Yo no me fui de la plataforma por la puerta de atrás. Dimití después de una semana recibiendo insultos, acoso telefónico y presión, sencillamente por haber defendido lo mismo desde siempre. LOS INTERESES DE LOS CONDUCTORES ASALARIADOS. Esos que entran en directa confrontación con los tuyos. Pero desde siempre, desde muchísimo antes de que se fundara la plataforma, por mal que les pese a los que intentan negarlo. Me presente como representante de los mismos voluntario, porque nadie lo hacia. El día que se creo el acta de fundación, me costo pelear porque se incluyera el apartado que se refiere a los conductores asalariados, incluso Agustin Conchilla me acuso telefónicamente de “hacer chantaje” porque únicamente reclamaba unas lineas que se refirieran a nosotros en ese acta. Seguí adelante en ella. En la reunión del 27 de Diciembre pasado en Getafe, los conductores asalariados fuimos a la misma con las mismas propuestas de siempre escritas en papel y con copias para todos. Por cierto, tu te borraste misteriosamente a ultima hora, no me vengas ahora con la excusa de una supuesta enfermedad. El que quiere ir a un sitio va, ademas hay muchos medios de transporte. Por otro lado tu te has ido muchas veces de la plataforma por simples rabietas de niño pequeño, para volver después pidiendo perdón. Mira Arturo, desconozco si la medicación te esta produciendo efectos secundarios. Pero no estoy dispuesto a soportar ciertos insultos ni des-calificaciones fuera de lugar. Espero que, si estos continúan, puedas demostrarlo.Evidentemente sobre mi situación laboral y personal estas a años luz de la realidad, pero de continuar, antes te recomiendo que te informes por las posibles consecuencias. Respeto la libertad de expresión muchísimo mas que tu, pero hay ciertas cosas que no se pueden consentir. Arturo, a pesar de todo, espero que te recuperes pronto de salud y puedas volver a tu vida normal. Un saludo.

Cerrado a comentarios.