PORQUE EL TRANSPORTE NO ES NOTICIA.

No deja de sorprenderme, y hasta de hacerme sospechar, porque cuando sale una noticia habitual relacionada con el transporte son solo las revistas dedicadas exclusivamente al sector, paginas web, o el programa de radio Transporte News, las únicas que se hacen eco de las mismas. Prácticamente nunca, o muy pocas veces, vemos que las mismas aparecen en un medio de alcance nacional, ya sea prensa, radio o televisión, a no ser, como noticia de un trágico accidente de trafico en el que este implicado un compañer@. ¿Sera porque las noticias del transporte no interesan? o en realidad ¿Se esconden detrás otros intereses que tienen que ver con las multinacionales del transporte?

Esta situación lleva a sospechar muchas cosas, hay quien habla incluso de la posibilidad de que dentro de los accionariados de los grandes grupos de información puedan estar las multinacionales a las que me refería antes. Algo que -personalmente- considero mas que probable. Ya que el gran capital mueve su dinero allá donde pueda encontrar beneficio. Pero llama poderosamente la atención que, fuera aparte de los accidentes, el transporte solo aparezca en esos medios cuando hay por el medio alguna movilización o huelga. Algo que hace muchos años que no sucede.

No he visto todavía que ninguno medio de alcance nacional que se haya preocupado de incluir en sus informaciones de portada, cualquiera de las injusticias que sufrimos a diario. Ataques de todo tipo, robos, inseguridad, e incluso, muertes violentas de compañeros. Si tan solo volvemos atrás en el tiempo y recordamos el 4 de Junio pasado cuando perdía la vida el compañero Jesús Madrigal Burgos, asesinado vilmente por un agente de  la Ley. Veremos como se paso prácticamente de puntillas sobre la noticia, hasta que cayo en el olvido. No solo de los medios de comunicación. También – lo que es mas lamentable aun- por parte de la gran mayoría de los que estamos a diario en la carretera.

El pasado 31 de Julio publicaba en este blog un articulo con el titulo “Del reportaje sobre nosotros” en el que opinaba sobre la iniciativa fallida de una reportera del programa televisivo Espejo Publico para hacer un reportaje sobre los robos y ataques que sufrimos los camioneros. Como suele ocurrir habitualmente todo se quedo en nada. Sobre todo porque la productora del programa le llego a negar a la reportera un equipo técnico para grabar en los polígonos industriales de Madrid en horario de madrugada, en torno a a las 3, que es el horario mas habitual en el que actúan los ladrones. Pero no solo eso. Lo que de verdad le interesaba a los responsables del programa eran noticias impactantes, cargadas de morbo, y a ser posible, sangre. Sencillamente porque, desgraciadamente, eso es lo que vende ahora en los medios de información. Noticias impactantes, que serán olvidadas al día siguiente por otra noticia similar o mas morbosa aun. Sencillamente vergonzoso.

Todo este me lleva a preguntarme si en realidad los medios informativos españoles han perdido ese espíritu de periodismo de investigación y de denuncia. Si los periodistas actuales se limitan únicamente en sus redacciones a un simple corta y pega de noticias de agencias, y a un refrito de las que aparecen en otros medios, para confeccionar las suyas propias y seguir aparentando que están informando de la realidad de un país.  Se ha perdido ese espíritu periodístico de ofrecer a la audiencia y a los lectores algo diferente al resto. Sencillamente porque los grandes grupos de comunicación se han vuelto sumisos a este gobierno, lastrados por la crisis económica y las deudas fiscales. Del mismo modo que el cierre de muchos medios periodísticos ha provocado una importante bolsa de desempleo entre los profesionales del sector. Una situación que les ha obligado a volverse sumisos -también ell@s- por esa fea costumbre que tenemos los humanos de comer cada día, pagar las deudas y mantener el frigorífico mas o menos lleno.

Pero no solo ell@s son culpables. Nosotr@s l@s profesionales del volante tenemos mucha parte de culpa. Damos esa apariencia engañosa de que el sector es una inmensa balsa de aceite en la que no pasa nada. Que vivimos de maravilla y todo va -nunca mejor dicho- sobre ruedas. Cuando tod@s sabemos que no es verdad. Pero tampoco hacemos mucho por cambiar la situación. Como siempre, y para no variar, eso que lo hagan otr@s. Que den la cara y luego ya veremos si nos sumamos a su triunfo o, si por el contrario, contribuimos aun mas a su fracaso. Pero manteniéndose al margen. Que para eso ya se nos va la fuerza por la boca en los sitios habituales. Como siempre ¡¡¡BUENA RUTA!!!.

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Tumblr0Share on Google+0Email this to someone