EL ESTRÉS TAMBIÉN MATA.

El estrés laboral es una de las enfermedades mas peligrosas y que mas repercusiones tienen en nuestro trabajo. Por mucho que algunos se empeñen en negarlo, el estrés mata. Esta detrás de muchos de los accidentes de trafico en el transporte. Accidentes que muy pocas veces son reconocidos como accidentes laborales y pasan a engrosar las estadísticas en las que se engloban los de trafico. Mas que nada porque a cualquier gobierno no le interesa que estos sean reconocidos como lo que son, laborales.

Este simple cambio en la definición es muy importante, porque si en realidad se admitieran de manera oficial como laborales obligaría a legislar en consecuencia, aplicar las leyes con todo el rigor y aumentar los controles sobre los transportistas y las empresas. Se exigiría el cumplimiento estricto de los tiempos de conducción y descanso. Llegando incluso a que la normativa europea 561/2006 que regula el transporte de mercancías por carretera fuera igualitaria en su aplicación en toda la Unión Europea.

Son demasiadas las presiones a las que nos vemos sometidos a diario. Cambios constantes de horarios que llevan irremediablemente a los trastornos lógicos del sueño. Situaciones estresantes en las cargas y las descargas, computando fraudulentamente tiempos de descanso cuando en realidad son de presencia o de otras actividades. Presiones de todo tipo por parte de cargadores y empresas por cumplir horarios imposibles. Todo ello dentro de un marco de crisis económica que llevamos arrastrando desde hace años y que carga sobre nuestras espaldas la responsabilidad de cumplir y claudicar con unos trabajos. Sencillamente porque no nos queda mas remedio que tragar si queremos seguir llevando un trozo de pan a nuestras casas.

Esta es la realidad, por mal que nos pese. Una realidad en la que me quedo muy corto seguramente, pero que tiene su influencia en el día a día del trabajo. Llevándonos a unas situaciones de estrés que se ven reflejadas de forma mas o menos directa en esos accidentes de trabajo que vemos desgraciadamente a diario en las carreteras. Muchos de ellos inexplicables a simple vista, pero que tienen detrás un componente de presión mental sobre los conductores muy importante.

Desgraciadamente este problema continua pasándose por alto a diario, precisamente por lo que refería al principio, no interesa que este factor sea tenido en cuenta. Vivimos en una sociedad tan enmarcada dentro de unos roles predeterminados que lo que sucedió hace media hora ya no importa, porque otro suceso recién acaecido tapa el anterior. Aquellos que deberían velar por nuestra salud y nuestra seguridad (entiéndase gobernantes, sindicatos o inspectores) miran para otro lado. Los trabajadores, incluso los autónomos y pequeños empresarios, también miran para otro lado. Nadie se atreve a enfrentarse seriamente y como debería a este problema para ponerle solución.

Yo si estoy convencido de que el estrés mata en la carretera, que debemos entre todos buscar solución a este problema. Muchísimas veces nos encontramos con que quien en realidad ha hecho el descanso reglamentario es el camión, en lugar de quien lo conduce. Ese dato es el que cuenta a la hora de valorar un accidente. Legalmente el descanso esta bien hecho, después a la hora de valorar el siniestro se determina como “error humano” lo que en realidad esconde una situación de estrés detrás.

Ademas, en el menor de los casos (si se puede llamar así) esta situación tiene como consecuencia muchas de las enfermedades que terminamos pagando con el paso de los años, acortando nuestra salud y nuestras esperanzas de vida. Porque en esta profesión envejecemos mas rápidamente que en otras. Al menos así lo veo yo. ¡¡¡BUENA RUTA!!!.

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Tumblr0Share on Google+0Email this to someone

3 mensajes en “EL ESTRÉS TAMBIÉN MATA.

  1. En esta profesión no interesa a nadie las dificultades ni los riesgos lo único que interesa es que los camiones no paren y las multas para que algunos se den la gran vida a nuestra cuenta

  2. Es una vergüenza todas las empresas son iguales son unos hijos de p….. I la dirección fe trafico por consentirlo cuando paran la multar ke denuncien a las empresas i si tienen ke paralizen los camiones pero no al chofer esto es una vergüenza los tienen como animales una guerra i en España fuéramos como en otros países las empresas se enteraban Tofo el tramporte paraliz

  3. Es una vergüenza todas las empresas son iguales son unos hijos de p….. I la dirección fe trafico por consentirlo cuando paran la multar ke denuncien a las empresas i si tienen ke paralizen los camiones pero no al chofer esto es una vergüenza los tienen como animales una guerra i en España fuéramos como en otros países las empresas se enteraban Tofo el tramporte paralizparalizoa pero como el ke con.e no se acuerda del ke no come así bamos ke pocos fogones tiene esta España cada vez a peor

Cerrado a comentarios.