CARTAS DESDE LA CABINA: A TI QUE INSISTES.

Estimado compañero: Desde hace unos días no dejas de insistir una y otra vez en un grupo de Facebook dedicado exclusivamente a los conductores asalariados, en que tu, que eres autónomo, tienes muchas cosas en común con los trabajadores por cuenta ajena, que estamos en el transporte. Por mucho que, -como suele decirse-, te lo han explicado por activa y por pasiva. Pero no hay manera, sigues insistiendo, lo cual ya hace dudar, y mucho, si es que no entiendes la diferencia entre unos y otros, o es que te aburres y quieres tocar un poco las narices, por no decir otra palabra que suena peor.

Conductor asalariado, o trabajador por cuenta ajena, como quieras llamarlo, es aquel que realiza su trabajo para una empresa, con un contrato laboral en sus diversas modalidades, temporal, indefinido, o fijo. Que percibe un salario por el mismo, sea en sus diversas modalidades, que esa es otra historia muy diferente, no confundir, que estamos hablando de modalidades, no de percepciones salariales.

Por el contrario, un autónomo, es alguien que trabaja para si mismo, que tiene su particulares formas de cotización, tanto fiscal (Hacienda), como regímenes de cotización a la Seguridad Social, así como diversas formas de realizar su trabajo. Con su propio camión, o con mas de uno, puede estar en diversos regímenes laborales y fiscales, que todos conocemos. En módulos, estimación directa, cooperativista, o cualquier otra en la que se haya desenvuelto.

Yo como conductor asalariado, o, repito, trabajador por cuenta ajena, me basta, en este caso, con diferenciar mi estado y el de mis compañeros. Tu como autónomo eres el que debería saber muy bien el tuyo. Sobre todo para no mezclar churras con merinas, agua con aceite, velocidad con tocino, y “Tejidos y novedades” con “Te jodes y no ves nada”. No se si me explico. Otra cosa muy diferente es que luego, en el hipotético caso de una huelga, o movilización conjunta, haya intereses comunes que nos puedan unir de forma puntual. Pero como eso es intentar adivinar el futuro, que ojala se produzca algún día, que todo hay que decirlo; pues eso.

Ahora a lo que nos preocupa, que es este tema, el que tu pretendas entrar en debates inútiles, crear y generar la consiguiente confusión entre las personas que no están en tu misma modalidad, tocar las narices para no aburrirte, o sencillamente eres tan testarudo que te crees que, porque en su día fueras un conductor asalariado, todavía sigues siendo igual. Permite que te corrija para decirte que estas, muy, muy confundido, y que, tal vez deberías aterrizar en la realidad.

Las razones que te podría dar serian muchísimas, ocuparían muchos artículos como este. Pero tan solo te pondré una a modo de ejemplo. Si a mi mi jefe me manda a cargar a “Tiritas Manuela”, llego allí y me dicen que la carga no esta preparada, que tengo que esperar 3 horas, llamo a mi superior, el me dice que me espere, pues no me queda mas remedio que armarme de paciencia y esperar. En cambio tu, como autónomo, si te ves en la misma situación, tienes prisa, o posibilidades de encontrar otra carga mejor, mas rápida, o porque, sencillamente, te interesa mas. Tu eres muy libre de mandar la dueño, encargado, o quien sea de “Tiritas Manuela” a la porra muy diplomaticamente, que se busque la vida y contrate otro camión.

¿Comprendes ahora tan solo una de las cosas que nos diferencia? Pues lo mismo en muchas otras. Porque sencillamente si tu tienes 2 camiones, uno de ellos con un conductor asalariado, cuando el en solidaridad conmigo y con el resto de los compañeros pidamos mejoras salariales y laborales, entrara directamente en conflicto contigo que eres su jefe, Tu podrás alegar, para no darle lo que pide, todo lo que te de la gana. Ese es tu problema, pero ya no serán tus intereses los mismos que los míos y los de mis compañeros.

Así podríamos seguir durante días, en un debate de esos tan español de enrocarse en posiciones únicas, sin intentar, tan siquiera, entender lo mas mínimo las del resto, -así nos va-. Con esta carta lo único que pretendo es hacerte entender, no te enfades, que hay ciertas discusiones y debates que son inútiles y no llevan a ningún sitio, muchísimo antes de empezarlos. Por lo demás, te deseo el mejor de los días y, por supuesto ¡¡¡BUENA RUTA!!!.

 

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Tumblr0Share on Google+0Email this to someone

3 mensajes en “CARTAS DESDE LA CABINA: A TI QUE INSISTES.

  1. quiero poner una denuncia a la empresa por despedir a la gente sin avisar ni dar una explicaccion pòrque despiden ala gente por la cara .como puedo hacerlo publico esto no hay derecho te preocupas por los veiculos y por los compañeros y ala puta calle asi hace una delas empresas grandes de ancalucia ..reirse de la gente

    • La única vía es acudir a magistratura de trabajo, iniciar los tramites con una denuncia. Para ello basta con ponerla ante la inspección de trabajo, o por medio de algún sindicato.

    • Lo que yo haría, es ponerlo en conocimiento de un sindicato. Es posible que estén haciendo un ere encubierto o estén incurriendo en persecución sindical. En cualquier caso necesitáis mandarle un mensaje claro a la empresa. La mala praxis, si no se paga cara, se repite y nosotros somos siempre los más perjudicados.

Cerrado a comentarios.