¿A DONDE VAMOS A LLEGAR?

Ayer leía el comentario de un compañero en las redes sociales en el que pedía la opinión sobre una situación en la que se acababa de encontrar en una entrevista de trabajo, era cuando menos sorprendente, o al menos así me lo pareció a mi. Le había comentado el empresario que se tendría que hacer cargo de las averías del camión y del coste de los daños en caso de accidente. Esto ya es lo que nos faltaba a los conductores asalariados, que tuviéramos que pagar con nuestro dinero las averías del  camión o los desperfectos ocasionados en caso de un accidente. ¿A donde vamos a llegar?

Esta situación resulta cuando menos vejatoria, al tiempo que es totalmente ilegal y digna de ser denunciada ante las autoridades por suponer un abuso del empresario contra el trabajador aprovechándose de su posición para imponer condiciones de trabajo totalmente abusivas. Existen sentencias judiciales al respecto que han sentado jurisprudencia, sirva como ejemplo la siguiente: ORD. Numero 4676/116:

“No procede que el empleador fundado en una clausula contractual, ya sea en un contrato individual o colectivo de trabajo, unilateral-mente efectué descuentos a las remuneraciones de sus trabajadores chóferes por concepto de daños y deterioros a los camiones, elementos de trabajo y bienes de su propiedad”.

Creo que esta meridiana-mente clara la ilegalidad de esta imposición. Pero lo que resulta mas lamentable todavía es que las autoridades no hagan nada al respecto y que permitan que los empresarios impongan condiciones claramente abusivas a los trabajadores aprovechándose de la crisis actual y de la necesidad imperiosa de muchas personas para trabajar, para imponer estas condiciones, algo que estamos viendo prácticamente a diario, que ya existe en muchas empresas, y contra las que de momento nadie parece hacer nada para remediarlo.

Si nadie lo remedia no tardaremos en ver como habrá empresarios que pidan a sus trabajadores que paguen el gasóleo de sus bolsillos, que se hagan cargo de los peajes, que se tengan que encargar de buscar viajes, de cobrarlos, y el empresario se limitara únicamente a recoger beneficios. Sin arriesgar nada, ya que el conductor se hará cargo de todo, ¿Nos estamos volviendo locos? Porque la situación no deja de ser, cuando menos, surrealista y digna del clamor mas generalizado.

Cierto es que pueden existir casos de clara negligencia por parte del conductor que pueden causar serias averías en un vehículo, pero también es responsabilidad del empresario contratar a personas suficientemente cualificadas para realizar su trabajo. No se puede cargar únicamente sobre el trabajador el coste de una avería o de un de accidente.  Del mismo modo que es responsabilidad del empresario el buen funcionamiento de su empresa, debe ser, por tanto, responsabilidad suya exclusivamente el contratar a profesionales cualificados para realizar su trabajo, ademas de preocuparse de su formación, si no la tuvieran. No se puede cargar sobre las espaldas de un trabajador el coste de una avería, o de un accidente. Sobre todo porque en este ultimo intervienen muchos factores, en los que podría tener mucha responsabilidad el empleador, sobre todo si somete a sus trabajadores a presiones que le pudieran causar situaciones estresantes, o que provocaran un mal aprovechamiento de sus horas de descanso.Ademas  tiene que ser el empresario quien exija a sus trabajadores el cumplimiento de la Ley. Así pues tiene que ser el dueño del vehículo el que se haga cargo del coste de los mismos. Hacérselos pagar al trabajador es un abuso en toda regla y una ilegalidad manifiesta digna de ser sancionada gravemente por las autoridades. ¡¡¡BUENA RUTA!!!.

 

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Tumblr0Share on Google+0Email this to someone

Un mensaje en “¿A DONDE VAMOS A LLEGAR?

  1. Estando totalmente de acuerdo con todo, yo me informaría sobre las circunstancias en las que el empleado accedía al trabajo. Igual entraba comi autónomo colaborador y por lo tanto se lleva la liquidación del camión y no lo ha dicho. He visto casos así. Quieren todo lo que gana el camión pero ninguna responsabilidad acerca del mismo.

Cerrado a comentarios.