UN AGORERO DE VEZ EN CUANDO.

Confieso que no debería sorprenderme ya, después de mas de 3 años escribiendo casi a diario en este blog, que aparezca de vez en cuando uno de esos agoreros que tratan de minar la moral. Que no dudan lo mas mínimo en dejar sus comentarios pesimistas del tipo: “Estáis perdiendo el tiempo”, ” No vais a conseguir nada porque mucho quejarse en los bares pero luego todos se echan para atrás”, y otras mas que no merece la pena recordar, pero que llevan la misma carga de pesimismo.

Por supuesto que todas las opiniones son respetables, faltaría mas, pero uno a veces no entiende la verdadera intención que se esconde en realidad detrás de cada uno de estos comentarios. Porque total, si tan convencido esta quien los hace de que no vamos a conseguir nada, que la lucha que se pretende es tan inútil como dice, ¿Porque no se limita a mantenerse al margen y dejar al resto con sus iniciativas?, o ¿Es que en realidad lo que verdaderamente pretende es reventar toda iniciativa minando directamente la moral del resto?

Nunca sabes muy bien como tomarte estos comentarios, porque si entra uno en el debate y trata de convencerlo, el agorero se enroca mas y mas en su postura, continua insistente en su actitud negativa, aumenta su cabreo y es una batalla inútil y perdida seguir con la polémica. Con lo cual, a riesgo de quedar con ganas de darle mas argumentos positivos, acabas abandonadolo a su suerte, dejando que el ultimo comentario en el chat sea el suyo y que sienta, incluso, el pequeño placer que le debe producir, sentirse ganador.

Claro que aquí encajan muy bien las palabras de esa reflexión del gran Woody Allen : ” No siempre el que calla otorga, quizá simplemente es que no quiere discutir con idiotas”. Sin animo de ofender a nadie con esta reflexión del cineasta, sino allá cada cual, se hace también bueno, por venir al caso, aquello de: “Una retirada a tiempo es una victoria”. Porque uno cada día esta mas convencido de que es debate inútil intentar convencer a gente necia por naturaleza, sobre todo cuando ellos ya están auto-convencidos de sus posturas, es mas, intentan hacer colectivo su negativismo, su derrota asumida y su pesimismo que les tiene presos de su propio devenir y, que si uno trata de ponerse en su piel, no deja cuando menos de sentir cierta pena por lo que debe ser su vida interior.

Pero, creo que es de justicia decir,  que tal vez deberían hacer eso, mantenerse al margen, dejar al resto con sus iniciativas y luego si hay o no victoria que opinen. Aunque seguramente no dudaran lo mas mínimo en subirse al carro ganador y reconvertirse cual Saulo caído del caballo y vuelto San Pablo, para decir a quien quiera oírle eso de: “Yo siempre estuve con vosotros, nunca dude de la victoria, sois la repera y bla, bla bla…”. Que los hay, todos los hemos visto alguna vez, porque el cinismo tiene eso en sus genes, que convierte al ateo en creyente en milésimas de segundo.

En fin, soy plenamente consciente, que esta reflexión de este lunes de Agosto tendrá su consiguiente riada de comentarios, y me alegro por ello, sobre todo porque todo debate, por inútil que parezca, siempre es bueno y sirve para enriquecer y mejorar. ¡¡Feliz comienzo de semana a todos!! y como siempre ¡¡¡BUENA RUTA!!!.

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Tumblr0Share on Google+0Email this to someone