Solo ha sido una retirada temporal

Nunca estuvo en mi mente dejar de escribir en este Diario de un camionero leonés, tan solo era un retiro temporal, dedicado a otros menesteres que requerían más atención, pero nunca abandonar a los seguidores para siempre, aunque pudiera parecer lo contrario.

No se trata de entrar ahora en dar explicaciones detalladas del porqué de esa retirada temporal, tan solo espero que lo entiendan. Ahora, una vez que he decidido volver a esta página a mal juntar las letras una vez más, es cuando iréis conociendo poco a poco como será este regreso. Desde la sinceridad y con la memoria como fuente única de inspiración, pretendo hacer de esta nueva etapa un recorrido por mi vida dejando constancia escrita de ella.

Seguramente habrá quien dude de muchas situaciones, pensando lógicamente que no son reales y que forman parte de mi imaginación, evidentemente cada cual es muy libre de pensar como quiera, faltaría más. Pero no sería honrado conmigo mismo si no escribiera lo que está en mi memoria tal y como guardo los sucesos en ella. No es fácil entender desde el punto de vista de otras personas el comportamiento y la actitud que tenemos en determinados momentos. Por eso espero que no surjan inútiles polémicas que no conducen a ninguna parte, pensando siempre que en determinadas situaciones, cada uno hacemos lo que creemos que debemos hacer en ese momento.

Desnudarse por dentro para escribir desde las entrañas como vemos nuestra vida, no es una tarea fácil, sobre todo porque hay que tener muy claro que nadie, y yo menos, es perfecto, que los errores entendidos como tales, son lo que nos hacen más humanos. Venimos a este mundo porque nos nacen, no elegimos ni el lugar de nacimiento, ni la familia de la que vamos a formar parte, por lo tanto no nos queda más remedio que seguir viviendo con los avatares que se nos vayan presentando a lo largo de nuestra existencia.

Esos serán los que nos marcarán el devenir de nuestra vida hasta que un día de pronto, sin previo aviso, como siempre sucede, esta se termine. Pero mientras tanto aquí estamos en este mundo que a veces nos parece irreal e inhumano. Cargado de miserias y tropiezos en el que las personas parecemos más centradas en sobrevivir en esta selva, que en hacernos la vida más sencilla unas a otras, como si tan solo importara sacar la cabeza por encima del resto.

Después de esta aclaración que espero se entienda, este juntador de letras volverá cada día a esta página con un espíritu renovado, después de un retiro temporal. Tan solo espero un poco de comprensión y prometo no ser aburrido.

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Tumblr1Share on Google+0Email this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *