¿HEMOS APRENDIDO ALGO?

Me pregunto si ¿Hemos aprendido algo después de las elecciones de ayer? No se trata aquí de hacer apología política de ningún partido, tan solo de una reflexión que trasladada al mundo del transporte, que podría tener su significado. ¿Realmente pensamos que si nosotros no hacemos algo por este trabajo, lo hará alguien? No creo. Como tampoco, pienso que nos podamos quedar esperando a que por arte de magia o de inspiración divina de pronto aquellos que  ahora tienen el poder de mejorar esta profesión, vayan a ponerse manos a la obra ahora mismo.

Debemos de ser nosotros, tomando como ejemplo la lección de cambio que ayer dieron los españoles que acudieron a las urnas, las iniciativas necesarias para que, de una vez por todas, comencemos a ver soluciones. La preguntas, o preguntas, del millón son ¿Como y con quien? La primera respuesta esta en esa palabra mágica que todos conocemos UNIÓN, tan sencilla, pero tan complicada de llevar a cabo, sobre todo, como consecuencia de la atomizacion a la que esta sometida el transporte en España. Una atomizacion perfectamente diseñada -lo repito una vez mas- para que jamas seamos capaces de conseguir esa unión. Sencillamente por la gran diversidad de intereses que se dan en el transporte. Una diversidad que nos  lleva a enfrentamientos directos si tenemos en cuenta las variadas modalidades que se dan.

Ademas aquí estamos mas centrados, como siempre, en luchas internas, intentando cortar la cabeza a los que intentan sacarla por encima del resto. Enfrascados en hacer pequeños ejércitos para enviarlos a pequeñas guerras civiles. Poniéndonos zancadillas sin el menor reparo -¡Ojo que hablo en plural autoincluyente!- que luego salen los que se pican a la mas mínima. Pero es la realidad, que nadie es perfecto por mucho que se lo crea. y yo menos que nadie. Pero así estamos, mal que nos pese.

Luego viene la otra parte. Quien. Esta cuestión puede llegar a ser incluso mucho mas complicada que la anterior. Sobre todo por la desconfianza generalizada que sufre el sector. Por acumular a lo largo de estos años multitud de desengaños, tanto en las movilizaciones habidas, como con las personas que se han encumbrado a puestos decisivos, pero que han terminado defendiendo únicamente sus intereses. Mas que nada porque todas las huelgas y movilizaciones habidas en el sector lo han sido, exclusivamente, de las organizaciones empresariales, seguidas por las pequeñas empresas y los autónomos. Jamas ha habido ninguna huelga a nivel nacional convocada exclusivamente por los conductores asalariados. Al contrario, estos últimos hemos sido utilizados como fuerza de choque en las mismas. Eso si, después de desconvocadas las movilizaciones, los empresarios no han dudado, en muchos casos, de descontarnos de la nomina los días de huelga.

Así pues el cambio tiene que llegar exclusivamente de la mano de personas honradas a carta cabal. Dispuestas a liderar el transporte de base con total y absoluta decencia, sin utilizar jamas los cargos para los que sean elegidos para el beneficio propio. Rindiendo cuentas permanentemente por sus actos ante aquellos que les hayan elegido. Que sean apartados inmediatamente de sus cargos ante la mas mínima prueba de corrupción o de traición a los suyos, respondiendo ante La Justicia por sus actos y recayendo sobre ellos todo el peso de la Ley.

Para conseguir esto, primero hay que tener todos la intención y el empeño de cambiar la situación. Defendiendo propuestas basadas en argumentos realistas, perfectamente factibles de llevarlas a cabo, con rigor y seriedad. Esta es la cuestión clave, el principal problema que nos tiene encallados. Atascados en nuestra propia falta de acción, mientras lentamente continuamos empeorando, mirando para otro lado, como si esto no fuera con nosotros. Escondiendo cobardemente la cabeza ante una realidad que nos terminara aplastando. Evidentemente a unos mas que a otros. Luego cuando lleguen los lamentos, que llegaran, sera demasiado tarde. En realidad hace tiempo que ya lo es.

En fin, como siempre, la mía no es mas que una reflexión personal. Con eso me quedo. Luego que cada uno recapacite y piense que hace por cambiar la situación y se pregunte si después del día de ayer ¿Hemos aprendido algo? O vamos a seguir como hasta ahora, buscando entre lineas ajenas terceras intenciones, adictos como siempre, a la masturbación mental de cada uno, pero sin tener miras y objetivos realistas con comportamientos adecuados a la situación. ¡¡¡BUENA RUTA!!!.

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Tumblr0Share on Google+0Email this to someone

Un mensaje en “¿HEMOS APRENDIDO ALGO?

  1. Soy de siempre un defensor de mis derechos y seguire siendolo toda mi vida porque no se si por gracia o desgracia eso se lleva dentro y no sale…pero cada día se me hace más complicado creer en la UNION entre trabajadores,, si el absentismo electoral está + o – en el 50% no quiero pensar el de los trabajadores de este gremio, a cuantos a cogido fuera y no se han molestado en votar por correo???, cuantos han pasado del voto pudiendo haber ido??? Mejor no saberlo porque aquí el personal se interesa bien poco por la política y nos guste o no, “aunque la odiemos ” es la base de nuestro bienestar, de ahí luego salen nuestros derechos y obligaciones, los acuerdos, convenios, el sueldo y los diferentes contratos, si solamente en emitir un voto cada 4 años no mueve el interés de las personas por informarse y recapacitar para mejorar nuestra situación, estaremos vendidos al fiero capitalismo y a los depredadores de esta selva llamada Europa. Si esperamos que nos solucionen los problemas los políticos que han sido votados por “otros” lo llevamos muy crudo, esos “otros” que sí muestran interés porque son conscientes de que tienen mucho que perder y ganar,, se mueven porque saben lo que hay en juego…. entre ellos empresarios, autónomos y trabajadores con buenos puestos y grandes sueldos, la mayoría pertenecientes a empresas del sistema corrupto implantado, mientras nosotros dormimos en los laureles ellos hacen las reglas del juego. Esta es la realidad y la unión en este gremio se escribe en minúscula y con letra chica.. Quizás un día llegue un mesías que toque la tecla que lo cambie todo pero mientras llega hay que luchar y no dormir compañeros!! Salud y buena ruta!!

Cerrado a comentarios.