PAN PARA HOY Y MAS HAMBRE PARA MAÑANA.

Comentaba ayer un amigo con mucho acierto, que hay una gran diferencia entre empresarios, y los otros. La palabra empresario viene de emprendedor, como tal su único objetivo en emprender, mejorar y crecer. Teniendo como principio el trabajo y la calidad del mismo, valorando por encima de todo a las personas como la parte mas importante de una empresa.

Porque sencillamente las empresas son las personas, la maquinaria cumple una función, pero nunca podrá ser sustituida por el potencial de la primera. Así el capital humano es el mas importante. Luego están los otros, los del corto plazo, los que solo se preocupan de los beneficios a cualquier precio, aquellos a los que les importa muy poco, o nada, el capital humano, lo descuidan, prefieren el de baja calidad y con el coste económico mas bajo posible. Esos otros son los de pan para hoy y mas hambre para mañana.

Desgraciadamente lo vemos a diario en la carretera, aquellos que arrastran chatarra, que les da igual todo, que van por el mundo reventando precios a costes imposibles de asumir, pero que les da lo mismo, son cortoplacistas, entran en las empresas quitando cargas al resto, siempre a precios mas bajos, con vehículos que dan pena, o simplemente basándose en el renting, tirando de mala manera. Aprovechándose miserablemente de la necesidades de los trabajadores, sacando tajada de una crisis. Como en todas las crisis de la historia siempre hubo, y habrá, buitres dispuestos a enriquecerse a costa de las desgracias ajenas. Por lo tanto esta no podía ser menos.

Estos últimos no son empresarios, ni mucho menos, es mas, si alguno tiene la poca vergüenza de llamarse a si mismo empresario esta ofendiendo gravemente al resto. A los otros, a los que de verdad son empresarios, los que luchan a diario por mejorar, pero que tienen que enfrentarse, ademas de la dureza del mercado, a los otros. A los que van dejando el sector peor que un campo de batalla minado.

Contra estos piratas es contra los que tiene que centrar su objetivo todo gobierno que se precie. Ellos son los mayores defraudadores, los que movilizan la mayor cantidad de dinero negro, los que incumplen todas las normas de circulación y violan las leyes que nos obligan a respetar al resto. Los que hacen la competencia mas desleal y cruel. Pero desgraciadamente en este país ya nos estamos acostumbrando a lo contrario. A criminalizar al legal, a apretarle la soga al emprendedor y al pequeño empresario que quiere crecer honradamente.

Muchas veces me pregunto donde están los inspectores de turno, los sindicatos que tienen que denunciar los flagrantes casos de estafa, explotación y corrupción, las autoridades policiales que tienen que paralizar esos vehículos. Los que tienen que encarcelar sin mas a estos delincuentes. ¿Que política es la de este gobierno que no apoya al emprendedor, al empresario honrado y al trabajador que quiere que se cumpla la ley a rajatabla?

No hacen falta mas leyes, lo que es necesario es que se cumplan las existentes y que se lleven a la practica los convenios. En todo caso habrá que reformarlas para mejorar. Pienso. ¡¡¡BUENA RUTA!!!.

 

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Tumblr0Share on Google+0Email this to someone

Un mensaje en “PAN PARA HOY Y MAS HAMBRE PARA MAÑANA.

  1. Los inspectores y los sindicatos ni están ni se les espera para eso las mentes del “monasterio” de trabajo cuan convento de los que se dejaba abandonados a los hijos no deseados han puesto un buzón “anónimo”para que la gente haga de chivatos y deje sus” cosillas” no deseadas

Cerrado a comentarios.