LA CLAVE ES EL PRECIO.

Si analizamos detenidamente las quejas tanto de los transportistas autónomos, como de los pequeños empresarios, nos damos cuenta de que tanto unos como otros coinciden en que la situación daría un cambio radical, para mejor, si se aplicaran los precios por kilómetro que reflejo en su día el Observatorio de Costes como básico para la realización del transporte de mercancías y que situaba en torno a 1,33 euros por kilómetro. Por lo tanto la clave esta en el precio, Si los precios finales se acercaran a esta cifra, no solo acabaría la lenta agonía de unos y de otros, también podrían repercutir el mismo en un aumento de salarios que los acercaran a su vez a los que todos entendemos como mas o menos razonables.

¿Como conseguir este objetivo? Solo existe una forma, la unión, tanto de transportistas propietarios de un camión, de pequeños empresarios, como de los conductores asalariados. El eterno problema de siempre y la única solución posible. Así de sencillo, y a la vez tan complicado de conseguir. Mientras todos no nos concienciemos de que este es el único camino no se conseguirá nada. Lo demás es lo mismo de siempre, quejas y mas quejas que lo único que sirven es de consuelo momentáneo , de segundos, para que luego todo siga igual, o empeorando.

Tanto unos como otros somos imprescindibles en la cadena de suministro que supone el transporte, todos tenemos nuestra parte de razón y si dejamos a un lado los enfrentamientos personales, caeremos en la cuenta de que mientras no lleguemos a puntos comunes de unión que nos lleven a protagonizar las movilizaciones que sean necesarias para lograr los objetivos el resto es eso, lo dicho anteriormente, consuelo momentáneo y aumento del cabreo.

Todos sabemos quienes son los que se quedan con la diferencia entre los precios reales actuales y los que en justicia deberían ser. Aquellos que menos arriesgan. No puede ser que entre el precio real que paga el propietario de la mercancía y el precio final que se cobre haya diferencias del 50 por ciento. Las consecuencias de esto también las conocemos todos. Precariedad del trabajo, sumisión ante las imposiciones de las grandes empresas que nos obligan a realizar cargas y descargas que no forman parte de nuestro cometido, ante el miedo de perder clientes. Imposición a los conductores de condiciones salariales y laborales cada vez peores.

El transporte en España cada día se parece mas a una selva cruel en el que entre nosotros estamos librando una guerra civil simplemente por la supervivencia. Pero no nos damos cuenta de que estamos empeorando lentamente hasta que llegue un momento es que sea imposible y totalmente inviable realizar nuestro trabajo ¿Y después que?.

Me remito a lo escrito en anteriores artículos, solo la unión y la solidaridad son la solución. Si no vamos juntos unos y otros en esta lucha pensando siempre en el bien común estaremos perdiendo un tiempo precioso. Así pues que nos quede claro que la clave es el precio, porque por mucho que amemos esta profesión todos nos movemos por dinero. ¡¡¡BUENA RUTA!!!.

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Tumblr0Share on Google+0Email this to someone

2 mensajes en “LA CLAVE ES EL PRECIO.

  1. En alemania como en francia segun me han informado el estado controla los precios y tenen una tarifa minima que no pueden bajar .aqui los operadores con una mesa y un portatif con enchufes hacen lo que le da la gana con los precios

  2. No quiero ser aguafiestas ni nada que se le parecca,luchando se consiguio que se anulara el derecho de pernada las 8 horas diarias, 160 al mes, vacaciones, etc,que la lucha, huelga no sirve de nada, mentira falsa mentira.
    Pero hablemos del transporte,que somos la sangre de un pais,pues si,que si paramos se mueren todos de hambre, no, el estado ,gobierno tiene medios para que eso no ocurra, no podemos poner un pais a nuestros pies el ejemplo lo tenemos en los controladores aereos cuando se fueron todos de baja, el ejercito tomo las riendas y, o andas o te hacen andar.
    Dicho lo dicho quitemonos de la cabeza esa idea de que somos imprescindibles, no se el remedio pero si el diagnostico.
    Cualquier colectivo,camareros,mecanicos,sastres toreros, cuando se inician en una profesion suelen empezar desde abajo,pongamos el caso de un mecanico barriendo el taller cambiando el aceite, siempre con un oficial al lado que le enseña eso, pero tambien que a las 8 se empieza a la 1 se come a las tres se reinicia la jornada y a las 8 se acaba ,pese a quien le pese mañana es otro dia,que los sabados tarde y domingos son para la familia y que los festivos son sagrados.
    Aqui en nuestra profesion cualquiera que tenga el carnet de la mili, con 15 dias acompañando al mas lameculos de la empresa y un gps ya es un profesional y cobra tanto como yo con 25 años de profesion y 4.125.000 km de media. ¿es o no es cierto?.
    Por otra parte, los empresarios,tenemos la desgracia de ser lo mas opuesto a telefonica o gas natural,nos pasa como a los productores digase agricultores ,ganaderos,tenemos muy pocos clientes, entiendase por cliente aquel que paga, la mayoria tres cuatro como mucho, un hostelero sube el cafe cinco centimos y puede perder un 10% de sus clientes le queda un 90% para seguir adelante y con el tiempo y el buen hacer ese 10% despues del cabreo inicial suele retornar.Como puede un transportista,con que argumentos se presenta delante de los tres clientes como mucho que tiene a decirle te subo los portes,si dos te dicen no “pa casa” y que no te digan -te bajo los partes o “pa casa”diles tu a los dos clientes que no ,quedate solo con uno.
    Lo estan viviendo aqui en Galicia los de la leche se la bajan hasta limites inimaguimables y lo que les queda es sacar los tractores a la calle y asi llevan decadas. Problema ser muchos vendiendo y uno solo comprando,lo mismo que el transporte.
    La solucion ojala la supiera, una de ellas seria cobrar al que recibe la mercancia y antes de descargar,lo ponen en practica los bricoking,leroy merliny no les va mal pero es que el cliente ya pago la mercancia en tienda y lo tienen amarrado,-ahora si quieres pagas el porte o me llevo la mercancia y vienes a por ella tu al almacen,lo se de primera mano ,vergonzoso si desde luego,ver como de le queda la cara a un señor de 70 años con todo sus armarios y piezas de baño en la acera a tres pisos de su casa y sin ascensor,es penoso pero esa es su politica lo dice en el contrato,a la altura de las ruedas del camion y a un metro de distancia.
    Que esto no sirva para ceder en la lucha,nada mas lejos de mi intencion. Para atras solo acular, aparcar y coger impuso en caso de nieve,de hecho es denunciable circular marcha atras
    Perdon por no poner los acentos y alguna falta de ortografia, pero es hasta donde llego,…….Un saludo buena ruta…. Un saudo, boa ruta

Cerrado a comentarios.