CARTA A UN RENEGADO.

Me sorprende ver como cambian los tiempos para algunas personas, la habilidad que tienen para adaptarse a los tiempos dependiendo de sus intereses en cada momento. No se cual seria la definicion exacta que mejor te encajaría. Al final he decidido que la de renegado. Principalmente porque toda tu vida es lo que has hecho; aprovecharte del momento y renegar del resto de compañeros, mirarles con desprecio e incluso sentirte superior. Este trabajo de la carretera, como en todos, alberga personas de todo tipo. Así que tu no podías faltar en la profesión, para desgracia de la misma.

Recuerdo como hace 15 años, en aquella época en la que hacer internacional dejaba en los bolsillos un sueldo mas o menos decente. Tu como la mayoría dabais saltos de alegría por eso de cobrar kilómetros, una dieta en cada país, festivos y un sueldo base decente. Claro que era igual que eso poco a poco fuera fomentando la falta de solidaridad entre los compañeros, que cada uno fuera a su propia “bola”, egoísta únicamente preocupado por lo suyo,  incluso alegrándose de las desgracias ajenas. Mirando por encima del hombro a los que trabajaban en empresas ganando menos y currando mas. Incluso despreciando públicamente a los que formando parte de un sindicato luchaban por mejores condiciones laborales y económicas. Esos eran para ti unos “hijos de p…”, porque tu ibas a lo tuyo. Lo que te interesaba entonces era hacer muchos viajes, bajar y tener otra plataforma cargada para volver de nuevo a Europa.

Porque claro, entraste en esa rueda de comprarte piso, amueblarlo y todo aquello, como la mayoría -no lo niego- pero a ti lo único que te interesaba era tu propia vida. Estar a bien con el jefe, hacerle le pelota lo que hiciera falta y que la pasta siguiera cayendo a ser posible cada mes mas. Pero mira tu por donde los tiempos fueron cambiando, las condiciones laborales empeoraron, poco a poco ya apuntaban los primeros síntomas de esta crisis. Europa de fue llenando de países con el mismo tratado y de mas camiones, los viajes comenzaron a ser cada vez peores, los sueldos iniciaron la lenta bajada en la que estamos ahora. Y a saber como terminaremos si esto no explota por algun lado, que el cabreo es mucho.

Total, que ahora aquellos sindicalistas de mierda de entonces ya lo son tanto para ti. Ahora eres uno de ellos, mas radical que ninguno, y lo que es la vida, ahora para ti los malos de verdad son los que hacen lo mismo que tu hacías antes. Preocuparse únicamente de su egoísmo particular, intentar sobrevivir como pueden arañando para su bolsillos unos cuantos euros mas cada mes. Ellos son ahora tus enemigos declarados, los hijos de… a los que no dudas en poner a parir tanto en publico como en privado.

Porque claro, eso es lo que tiene ser un renegado, que reniega y aborrece todo aquello que en su egoísmo particular no le interesa. Ahora aquel jefe que era la ostia se ha vuelto también un hijo de p… sencillamente porque ya no te da lo que tu quieres, porque se ha dado cuenta hace muchos años de la pata que cojeas y estaba plenamente convencido de que podría hacer de ti lo que le diera la gana, que tragarías y cuando ya no le interesaras terminaría dejándote tirado. Ahora mas que nunca, porque esta al día de tus protestas, de los calificativos que le dedicas. Ademas es consciente de que nunca abandonaras la empresa, Tu te aferras a un hipotético despido y liquidación para irte, pero el esta seguro de que nunca lo hará, porque ya sabes, y si no te lo digo, que dicen que la venganza es algo que se sirve en un plato muy frió, congelado mas bien. Y ahora esta en eso, disfrutando todo lo que puede y mas, viéndote amargado y en tu ser natural, rengado. Seguramente leerás esto y te cabreara, porque tampoco aceptas la critica, el debate y la opinión ajena. Nunca lo hiciste y ya es un poco tarde para que cambies, allá tu. ¿Nombres? ¿Para que? Si junto al tuyo habría que poner muchísimos. Así que nada mejor que una carta para que pueda ser tomada como personal a cada uno de los que son como tu. Para el resto como siempre ¡¡¡BUENA RUTA!!!.

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Tumblr0Share on Google+0Email this to someone

Un mensaje en “CARTA A UN RENEGADO.

Cerrado a comentarios.