CARTA A UN CONDUCTOR EN PARO.

Querido compañero y amigo: Lo primero saludarte, después solidarizarme contigo por la situación personal que estas atravesando desde hace mas de un año, engordando las listas del paro por una situación personal muy injusta. Simplemente por defender tus derechos en la empresa para la que trabajabas. No te plegaste a las imposiciones del empresario, esas que desgraciadamente vemos a diario en otros compañeros. Tu no consentiste que por la ambición desmedida de tu ex-jefe , este quisiera que cometieras continuamente ilegalidades, que si el imán, que si hacer mas horas de conducción de las permitidas, que corrieran a tu cargo multas y pequeños accidentes, o las continuas rebajas de sueldo, con la simple disculpa de una crisis. Tu cumplías con tu trabajo como un profesional, mientras el era incapaz de imponer sus condiciones y los precios que merecía, que era su obligación como “empresario”, si, entre comillas.

No vale ya la disculpa de la crisis, que nosotros no somos mas que unas victimas de ella. Tampoco que haya quien se considere a si mismo empresario, sobre todo si no esta capacitado para ello. Por eso mismo preferiste quedarte en tu casa antes de pagar con tu vida y con tu dinero la incompetencia de tu jefe. Pero luego viene la segunda parte, la mas cruel. Tu situación actual. La realidad de una sociedad que solo la viven quienes, como tu, la padecen, La de intentar levantar cabeza de nuevo y salir adelante, sobre todo cuando se tienen responsabilidades familiares. Que es muy duro tener que recortar gastos por todos los lados para que, al menos, los tuyos tengan un plato caliente en la mesa.

Ves, como todos, la realidad de esta profesión que amas. Compruebas a diario como aparecen, mas en las redes sociales que en las oficinas de empleo, ofertas de trabajo que parecen, o son, humillantes. Por parte de aquellos buitres que quieren seguir aprovechándose, una vez mas, de los padecimientos y las necesidades de todos aquellos que, como tu, no encuentran trabajo.

Que ya no vale aquello que conociste en su día de responder a cualquier oferta con la mejor voluntad. Ahora hay que informarse muy bien de donde se mete uno. Sencillamente porque no se trata tan solo de encontrar trabajo. Es mucho mas importante saber que vas a cobrar religiosamente todos los meses, que el empresario es legal, tanto con sus empleados como con la el cumplimiento de las leyes, y todo lo demás.

Ademas esta esa otra realidad. Aquellas empresas en las que, mas o menos, se cumplen los requisitos anteriores, esta muy difícil encontrar empleo. Sencillamente porque por culpa de nuestra sumisión, la falta de unión, -otra vez la palabra mágica-, la necesidad de supervivencia de cada cual y la selva en la que se ha convertido esta profesión; hacen que cada uno nos agarremos como un clavo ardiendo a lo que tenemos y a nuestro día a día.

Espero compañero que algún día la situación del mercado laboral cambie, aunque me temo que si no lo remediamos sera para peor, pero nunca hay que perder la esperanza. Hay que seguir luchando día a día por volver a recuperar todo lo perdido, no tan solo por nosotros, por los compañer@s del futuro. Desde la situación personal de cada uno, intentando mejorar nuestra realidad mas cercana. En fin no quiero aburrirte. Tan solo solidarizarme contigo y con todos los que se encuentran en tu misma situación y decirte que muchos de los que trabajamos también nos acordamos de vosotros y hacemos lo que esta en nuestras manos, y mas, porque todo cambie. Un abrazo solidario. ¡¡¡BUENA RUTA!!!

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Tumblr0Share on Google+0Email this to someone

2 mensajes en “CARTA A UN CONDUCTOR EN PARO.

  1. Me siento identificado con tu relato,llevo bastante tiempo intentando encontrar un trabajo, que no te denigre en tus condiciones de trabajo.mas de 20 años trabajando en este oficio y no me imaginaba acabar asi.estoy por rendirme y buscar cualquier cosa ya no relacionada con esta pasion que empeze a adorar .sentado en el camion que mi padre llevaba acompañandole en sus viajes.un saludo julio.

  2. Pingback: Carta a un Conductor en paro | S.I.C.A

Cerrado a comentarios.